Feeling like a ballet dancer - Always Bella BCN
3661
post-template-default,single,single-post,postid-3661,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Feeling like a ballet dancer

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay faldas a las que me resulta muy complicado resistirme, y sin lugar a dudas las de tul forman parte de ese grupo. Romántica, llamativa, elegante y extremadamente femenina… la falda de tul se impone ofreciendo múltiples posibilidades, siempre con un cierto aire de princesa implícito.

Quienes me seguís habitualmente sabéis que siento predilección por las faldas a la hora de escoger mis looks. Desde hace mucho tiempo andaba detrás de la perfecta falda de tul, y hace muy poquito por fin la encontré. Tenía muy claro que la quería de un largo por debajo de la rodilla, y de un color me permitiese llevarla durante todo el año. Y así, cuando una menos se lo espera, me estaba esperando en Etxart & Panno.

 Al probármela fue inevitable que viniese a mi mente el personaje de Carrie en la serie de televisión Sexo en Nueva York. ¿Cuántas de nosotras no nos enamoramos de sus estilismos? Lo que más me gusta de ella son las múltiples posibilidades que me ofrece. Sumamente versátil, te permitirá ir con ella a donde quieras según con qué la combines.

 Puedes conjuntarla con un blazer y camiseta de algodón, con camisa de seda, con un jersey, con encaje, con cazadora tejana, de piel… Lo mismo ocurre a la hora de escoger el calzado para lucirla. Todo dependerá del estilo que te apetezca transmitir. Y es que una falda de tul admite desde botas, a stilettos de infarto, pasando por zapatos planos e incluso unas deportivas. Siempre lucirás de lo más chic.

En la propuesta que os muestro este martes la combino con un crop top negro de la misma firma que la falda y con detalle plateado en el pecho, zapatos Christian Louboutin de un tono muy similar al de la falda, bolso Chanel y gafas de sol Dior. ¡Ah! Para aquellas que me habéis preguntado por el cambio de tono de mi pelo, me he puesto en manos del salón de belleza Vanitas Espai (Calle París, 204, Barcelona). Próximamente publicaré un post con todos los detalles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

PHOTOS BY WIL SANTANA

3 Comments

Post A Comment

Leer entrada anterior
Fin de semana especial en Pierre et Vacances Andorra

Esta vez me apetece muchísimo contaros la estancia de la que Wil y yo disfrutamos en enero en Andorra. Tanto...

Cerrar