Estancia de lujo en el hotel Eastin Grand Hotel Sathorn de Bangkok - Always Bella BCN
4789
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-4789,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Category
Travel
Tags
Bangkok, BTS Sky Train System, Eastin Grand Hotel Sathorn, holidays, special, Tailandia, Thailand, vacaciones

Para todas aquellas personas que tengáis pensado viajar a Tailandia estas vacaciones, y que hayáis decidido visitar Bangkok, quiero recomendaros muy especialmente un hotel que sin duda hará las delicias de quienes os alojéis en él: el Eastin Grand Hotel Sathorn.

Sois muchas las personas que me estáis pidiendo recomendaciones para viajar a Tailandia. Teniendo en cuenta que la mayoría pasáis algunas noches en Bangkok, he optado por escribir un post con toda la información sobre el hotel de esta ciudad en el que me he alojado ya en tres ocasiones, y al que sin duda volveré cuando visite de nuevo un país, Tailandia. Os estoy hablando del Eastin Grand Hotel Sathorn. Puedo aseguraros que quedaréis prendad@s de él al instante.

Si hay algo que particularmente agradezco y valoro muchísimo cada vez que me alojo en un hotel es el trato que recibo. En este sentido, no hay palabras para describir la atención que te brindan todos y cada uno de los empleados del Eastin Grand Hotel Sathorn. En este punto os doy un nombre: Paranee. Su exquisita educación, sus ganas de ayudar, y su preocupación para que todo sea perfecto en vuestra estancia no tiene límites.

En cuanto a las instalaciones del hotel, comentaros que respiran lujo por cada uno de sus rincones. Tuvieron la amabilidad de alojarnos en una de sus mejores habitaciones, en su piso más alto. Sólo tengo palabras de asombro para describir su belleza. Sus generosas dimensiones; las vistas panorámicas; su impresionante baño, con una bañera de ensueño; su cama con mil cojines…

Mención aparte merece la terraza del hotel. Todo un oasis de paz y tranquilidad perfecto para desconectar del bullicio de la ciudad. Y qué decir del privilegio de poder zambullirse en su piscina. Desde ella uno puede asomarse a unas vistas del skyline de la ciudad que quedarán grabadas en las retinas para siempre. Con este hotel como centro de operaciones, disfrutamos recorriendo las calles de Bangkok. En este punto, destacar la conexión directa con la estación de tren aéreo BTS Sky Train System en la estación de Surasak a través de una pasarela propia.

 Por último, comentaros que en nuestra última visita en junio disfrutamos de un magnífico exclusive lounge, una exclusiva zona que ofrece múltiples comodidades: desayunar con unas vistas espectaculares, celebrar una reunión, descansar tomando un cóctel después de una intensa jornada… las opciones son variadas. Además, cada tarde pone a disposición de los huéspedes que han optado por este servicio un buffet de auténticas delicias. ¿Qué más se puede pedir?