Un fin de semana inolvidable en el Meliá Barcelona Sky - Always Bella BCN
4661
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-4661,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Category
Lifestyle, Travel

Un fin de semana inolvidable en el Meliá Barcelona Sky

Hay veces en las que a uno le apetece desconectar de todo, relajarse y simplemente dejarse mimar. Bajo esta premisa, Wil y yo nos alojamos el pasado fin de semana en el fabuloso hotel Melià Sky Barcelona. Sus instalaciones de diseño, sus servicios exclusivos y, por encima de todo, su atención personalizada, logran elevar al máximo exponente el concepto de hospitalidad.

Personalmente valoro cada vez más la atención que se nos brinda en los hoteles donde nos vamos alojando a lo largo del año. En este sentido –y muchos otros más-, el Meliá Barcelona Sky brilla con luz propia. Este hotel vanguardista situado en el emblemático rascacielos diseñado por Dominique Perrault, de aire urbano y muy fresco, dispone de 29 plantas lo convierten en uno de los edificios más altos y emblemáticos del privilegiado skyline barcelonés.

Desde incluso antes de realizar el check-in, su personal se preocupa de que los huéspedes nos sintamos de lo más cuidados. El demoninado Servicio The Level es el gran responsable. Y es que esta experiencia, con una serie de ventajas exclusivas, supera los límites del alojamiento y logra que uno se replantee el punto de referencia de la exclusividad.

Tras todas las formalidades… llega el gran momento. Ese en el que abres la puerta con impaciencia para conocer la que será tu habitación. Nosotros tuvimos el privilegio de alojarnos en una Level Executive Junior Suite. No hay palabras para describir el placer del lujo que ofrece. Lo intentaré: planta 23; 70m2 de espacio; unas vistas sobre el mar Mediterráneo de ensueño; baño lleno luz natural con bañera independiente, rain shower y dos lavabos; pillow top mattress; control de luz anochecer-amanecer, control de climatización individualizado… ¿Os vais haciendo una idea?

Llegó entonces la hora de cenar. ¿El lugar escogido? Con el restaurante Dos Cielos en obras, no dudamos ni un instante en apostar por el Merkado, situado en la planta baja. Envueltos en una decoración por la que es imposible no sentirse atraído, disfrutamos de su propuesta gastronómica tradicional cocinada con productos orgánicos y de máxima calidad. Si a todo ello le unes la amabilidad y el buen saber hacer de su personal, la experiencia es, una vez más, sublime. Una recomendación… ¡No dejéis de probar sus postres!

Y como cuando uno lo pasa bien el tiempo vuela, casi sin darnos cuenta llegó el domingo. Desayuno de lo más completo para comenzar el día… ¡y directos a la Pool Terrace! Ubicada en la sexta planta, se trata de un exclusivo espacio que cuenta con una extensa terraza con piscina. Allí, en una cama balinesa, almorzamos mientras disfrutábamos de una jornada excelente de sol y buena música. ¿Relajación máxima?

¡Pues aún había una última sorpresa! Masaje aromático para dos en el YHI Wellness, cuyo significado es Diosa de la Luz. Con una inspiración de toque oriental, la decoración, la iluminación, los sonidos y los olores logran transportarte a un mundo de sensaciones que proporcionan una sensación envolvente que te permite vivir una experiencia única para disfrutar por completo del bienestar total de mente, cuerpo y espíritu. En el YHI Wellness, sin duda, el tiempo se detiene.

Sin duda, la mejor guinda para un fin de semana de ensueño. Desde aquí, nuestro agradecimiento más sincero a todos los que lo hicieron posible.

¡Un beso enorme!