Unas vacaciones maravillosas, siempre en Royal Muang Samui Villas - Always Bella BCN
4589
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-4589,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Unas vacaciones maravillosas, siempre en Royal Muang Samui Villas

Terceras vacaciones consecutivas en Tailandia, más concretamente en Koh Samui, y siempre en el mismo hotel. Seguramente os preguntéis el porqué de nuestra pasión por este lugar. La respuesta para mí es sencilla: nos sentimos como en casa a pesar de estar a tantos kilómetros de ella. La atención del personal, y las increíbles instalaciones del hotel Royal Muang Samui Villas, con su playa de ensueño, son las responsables de unas vacaciones maravillosas en Koh Samui.

Quienes me seguís por las redes sociales sabéis que al principio del mes de junio Wil y yo estuvimos 20 días de vacaciones. Y sí, una vez más, optamos por Tailandia. Os prometo que estuvimos días y más días valorando seriamente la posibilidad de viajar a Indonesia, pero en el último momento nos dejamos llevar por nuestro deseo de volver al que consideramos nuestro paraíso particular.

Un Oasis de tranquilidad 

En calma, en paz, en relax absoluto. Así nos sentimos en el hotel que nos tiene robado el corazón des del minuto uno. Y es que el Royal Muang Samui Villas es una dosis de pura energía positiva. Situado al noreste de la isla, más concretamente en la playa de Choeng Mon, es un paraíso sobre la tierra en el que todo está enfocado al disfrute y la total relajación. Pero más allá de sus impresionantes instalaciones –con su playa y sus eternos atardeceres-, tanto a Wil como a mí nos importa muchísimo la atención de su gente, y en este sentido este hotel cuenta con una plantilla que brilla con luz propia. Siempre con una sonrisa en la cara y dispuestos a hacerlo todo sencillo, su hospitalidad sobrepasa cualquier límite.

Es en este punto cuando quiero mencionaros a una persona que para nosotros es muy especial: se trata de Ahmie. Su trato exquisito, su dedicación y su preocupación por nuestro bienestar sin duda son clave para que año tras año decidamos volver a este hotel. Tanto Ahmie como el resto del personal son personas sencillamente maravillosas, capaces de cualquier cosa para que tu experiencia sea inolvidable.

Todo buen hotel debe contar con un buen jefe de recepción, capaz de transmitir profesionalidad y trato humano, logrando que todo fluya positivamente. Y en el Royal Muang Samui Villas lo logra con creces el señor Kaew. Desde aquí, darle las gracias por, una vez más, una estancia excelente en todos los sentidos.

Aunque des del minuto uno tuvieron mil detalles con nosotros, sin duda la gran sorpresa llegó al concedernos un upgrade a su Pool Villa Sea View de 160 m2 en los últimos cinco días de nuestra estancia. Sus románticas vistas al mar son, sin duda, de esas imágenes que se te quedan grabadas en la retina para siempre. Extremadamente espaciosa, elegante y lujosa, con una piscina privada y una terraza increíble en todos los sentidos, fue la guinda de un delicioso pastel llamado unas vacaciones maravillosas en Koh Samui.