Sobre mi - Always Bella BCN
4551
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-4551,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Mi nombre es Vanessa Forns Simón, soy periodista y adoro mi ciudad, Barcelona. Si quieres saber un poquito más de mí y sobre qué me ha llevado a hace este blog… ¡te invito a que continúes leyendo!

Lo primero que tienes que saber es que  tengo dos perritas, Bully y Bella, dos shih tzu por las que siento auténtica devoción.

Y que este es Wil. Lo que viene siendo mi marido.

Lo cierto es que desde que tengo memoria siempre tuve claro que quería ser periodista (bueno, y veterinaria, aunque esa segunda opción al final se quedó en eso). Me imaginaba escribiendo artículos para la sección de cultura y espectáculos, siempre desde la perspectiva de la MODA y todo el mundo que va asociado a ella. Pero una vez terminada la carrera, me surgió la oportunidad de trabajar en el FC Barcelona y, evidentemente, no la desaproveché.

Así que AlwaysBella nace para poder desarrollar una faceta que siempre he sabido que llevaba dentro y que, tras los ánimos y el apoyo de las personas que me importan, me he aventurado a desarrollar. Éste va a ser mi pequeño o gran homenaje personal, según se mire, a un mundo, el de la MODA, que en su más amplio de los sentidos me parece fascinante.

Uno de los retos más importantes que me marco es poder llegar a las personas que hacen posible este particular universo, aprovechando mi faceta periodística. Evidentemente en AlwaysBella habrá looks, noticias sobre moda y belleza, reportajes, eventos… pero también entrevistas a quienes con sus aportaciones constituyen una pieza básica en el engranaje del motor que da fuerza a todo ello.

No puedo emprender este viaje sin mencionar a tres personas cuya influencia ha sido clave en mi desarrollo y formación, y sin las cuales no sería quien soy. A mi padre, quien tuvo tiempo de enseñarme lo que es el amor incondicional, la importancia del diálogo y a nunca dejar de sonreír. A mi madre, de la que destaco su lucha, su sacrificio para darnos lo mejor, esa capacidad de pensar siempre en los demás antes que en sí misma, y ese corazón cargado de cariño. Y a mi alma gemela, mi complemento perfecto, con el que comparto risas infinitas, gracias al cual he conocido la plena felicidad, he ganado confianza en mí misma, y de quien cada día aprendo algo nuevo.